CDC en inglés

Búsqueda

Protéjase contra el moho

Idiomas

Después de una catástrofe natural, como un huracán, un tornado o una inundación, el exceso de humedad y el agua estancada favorecen el crecimiento del moho en los hogares y otras edificaciones. Al regresar a una casa que estuvo inundada, tome en cuenta que es posible que haya moho y que éste puede amenazar la salud de su familia.

Personas que están en mayor riesgo por el moho

Las personas con asma, alergias u otras afecciones respiratorias pueden ser más sensibles al moho. Las personas con un sistema inmunológico debilitado (como quienes están infectadas con el VIH, los pacientes de cáncer que están en quimioterapia, o quienes recibieron un trasplante de órgano) son más vulnerables a las infecciones causadas por el moho.

Posibles efectos en la salud por la exposición al moho

Las personas sensibles al moho pueden sufrir congestión nasal, irritación de los ojos, resuello o irritación de la piel. Las personas que son alérgicas al moho pueden tener dificultad para respirar. Las personas con un sistema inmunológico debilitado y quienes padecen enfermedades crónicas de los pulmones, como enfermedad obstructiva de los pulmones, pueden sufrir infecciones graves en los pulmones causadas por el moho. Si usted o algún miembro de su familia experimentan problemas de salud después de haber estado expuestos al moho, comuníquese con su médico u otro proveedor de atención médica.

Cómo reconocer el moho

Puede reconocer el moho de las siguientes maneras:

Cómo puede evitar que crezca el moho

Limpie y seque rápidamente su hogar o edificación (en las 24 a 48 horas siguientes). Abra puertas y ventanas. Use ventiladores para secar su hogar o edificación. (Vea la hoja informativa sobre las formas de secar la casa Cómo volver a entrar a su casa después de una inundación.

Si el moho está creciendo en su hogar, debe eliminarlo y reparar cualquier problema de agua como goteras en el techo, paredes o tuberías. Lo más importante que puede hacer para evitar que crezca el moho es controlar la humedad en su hogar.

Para quitar el moho de las superficies duras use productos comerciales, agua y jabón, o una solución de blanqueador (cloro) de uso casero diluido con un máximo de 1 taza de blanqueador en 1 galón (3.8 litros) de agua. Use un cepillo con dientes duros para limpiar superficies ásperas como concreto.

Si desea usar blanqueador (cloro) de uso casero para limpiar el moho:

Si piensa quedarse dentro del inmueble por un buen tiempo o si piensa limpiar el moho, debe comprar una máscara N95 en una tienda local y usarla mientras esté dentro del inmueble. Asegúrese de seguir las instrucciones que aparecen en el paquete con respecto a como conseguir que la máscara se ajuste ceñidamente a su cara. Si vuelve al inmueble por poco tiempo y no está limpiando el moho, no necesita usar una máscara N95.

Para más información sobre el moho, visite la página principal de los CDC sobre este tema en www.cdc.gov/mold (busque los enlaces a documentos en español)

Esta página fue modificada el 5 de junio de 2006

Página principal

“Gente segura, saludable”
Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, 1600 Clifton Rd, Atlanta, GA 30333, USA
800-CDC-INFO (800-232-4636) •  888-232-6348 (TTY)  •  Pregunta con CDC-INFO