Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Prepárese para un huracán

Si un huracán se dirige hacia donde está, debe prepararse. Escuche las advertencias que el Servicio Nacional de Meteorología emite por televisión o radio, o busque la información en Internet. Hay dos tipos de advertencias:

  • Una alerta de huracán significa que todavía no hay un huracán a la vista, pero que las condiciones del tiempo podrían dar paso a uno. Según sus cálculos, los expertos emitirán una alerta de huracán 48 horas antes de que comiencen los vientos peligrosos.
  • Un aviso de huracán es más grave. Esto significa que un huracán ya ha llegado o está a punto de llegar.

Para obtener más información sobre las alertas y los avisos de huracán, consulte el sitio web del Centro Nacional de Huracanes del Servicio Nacional de Meteorología *(En inglés).

Si se entera de que existe una alerta o un aviso de huracán en su zona, puede tomar medidas para prepararse.

Prepare a su familia

  • Repase con su familia el plan de emergencia. Asegúrese de tener los suministros que necesita.
  • No deje de fijarse en si hay actualizaciones sobre la tormenta. Vea televisión, escuche radio o busque la información en Internet.
  • Esté atento a las sirenas de desastres y señales de advertencia.

    Cuide a sus animales
    Ponga a las mascotas y a los animales de granja en un lugar seguro. Recuerde que, si tiene que evacuar su casa, en los refugios de emergencia y en muchos hoteles no se admiten animales. Pregunte en el departamento de salud pública local si se permiten mascotas en los refugios. Lea más sobre cómo mantener a salvo a las mascotas *(En inglés).

  • Lleve consigo los documentos importantes (como testamentos y pasaportes).
  • Llame al hospital, al departamento de salud pública o a la policía si tiene necesidades que requieran atención especial. Si usted o uno de sus seres queridos es anciano o tiene una discapacidad y no podrá salir de la casa con rapidez, busque asesoramiento para saber qué debe hacer.

Prepare el automóvil

  • Llene el tanque de gasolina. Piense en la posibilidad de hacer planes con amigos o familiares para viajar juntos.
  • Revise el kit de emergencia en su automóvil.
  • Meta los automóviles y camiones dentro del garaje o déjelos bajo techo.

Prepare su casa

  • Despeje el jardín de cosas. Asegúrese de que no haya nada que pueda volarse durante la tormenta y dañar su casa. Guarde las bicicletas, los muebles de jardín, las parrillas, los tanques de propano y el material de construcción en el interior de la vivienda o en un lugar que brinde protección.
  • Cubra las puertas y ventanas por fuera. Utilice persianas contra tormentas o clave trozos de madera contrachapada a los marcos de las ventanas para protegerlas. Esto puede ayudar a mantenerlo a salvo de los trozos de vidrios rotos.
  • Esté preparado para cortar la electricidad. Si nota que hay inundaciones, cables del tendido eléctrico caídos o si tiene que dejar su casa, corte el suministro eléctrico.
  • Llene recipientes limpios con agua potable en caso de que se corte el suministro durante la tormenta. También puede llenar los lavamanos o fregaderos y las bañeras con agua para lavar.
  • Baje el termostato del refrigerador y el congelador a la temperatura más fría posible. Si hay un apagón, los alimentos se mantendrán frescos por más tiempo. Lea más sobre la seguridad de los alimentos después de una tormenta.

Obtenga más información acerca de qué debe hacer durante un huracán; consulte Evacue o quédese en su casa.

Listo.gov es la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias

Ir Arriba